Albarracín, tierra de señores

El pasado mes de diciembre, nos adentramos en uno de Los Pueblos Más Bonitos de España, un pueblo que llevábamos tiempo queriendo visitar por sus impresionantes vistas y rica historia medieval. Albarracín es de esos pueblos a los que puedes volver una, otra y otra vez y aún así seguirías descubriendo cosas mágicas. 

Ya sabemos que las zonas perturbadas tenían espacios con distintas funciones, bien vías de comunicación, pequeños núcleos de población con torres defensivas o bien espacios agrícolas y ganaderos. Estos espacios agrícolas y ganaderos pertenecen al término o distrito rural de una ciudad llamado alfoz, del árabe hawz. En cuanto al pueblo, en árabe qarya, de donde procede nuestro arabismo alquería, era la mayor entidad de población de carácter rural y solía tener una mezquita propia.

mapa albarracin
Comarca Sierra de Albarracín

Los lugares fortificados -como el hisn– eran pueblos rodeados de una cerca o muralla, construidos por el Estado como sede de una delegación militar o por la propia población local a modo de refugio.

Algo parecido nos encontramos en la ciudad de Albarracín, emplazada en una colina entre los Montes Universales, es una ciudad medieval que se asienta en el istmo y la península formada por el río Guadalaviar. Cuenta con una defensa natural gracias al profundo tajo que crea un foso a su alrededor y la imponente muralla que culmina con la torre del Andador.

La ciudad esta adaptada a la difícil topografía del terreno, con empinadas escalinatas y estrechos pasadizos que crean un conjunto urbano de muros irregulares, de color rojizo y entramado de madera que en algunos puntos provocan que sus aleros se toquen. Su característica es el empleo de estructuras de madera y tablones de yeso rojizo, el cual confiere ese color rojizo tan característico a todo el conjunto.

albarracin vista parno
Vista panorámica casco histórico Albarracín

El yeso es el material estrella, más que la piedra, porque junto a la madera, es más liviana y reduce el volumen de materiales a utilizar, además de economizar el coste de la obra. Cada lugar es objeto de admiración por sus puertas y llamadores -picaportes de hierro imitando un pequeño y fantástico dragón-, sus diminutas ventanas con visillos de encaje, sus balcones corridos con forja o madera tallada. Toda la ciudad es una mezcla de sabor popular y aristocrática, reflejo de su propia historia.

Desde la prehistoria, Albarracín estuvo poblada, prueba de ello son sus pinturas rupestres ubicadas en el Paraje protegido de los Pinares del Rodeno.

parque natural rodeno
Parque Natural Pinares del Rodeno 

Además, sobre los castros celtas surgió la población romana que nombró a la ciudad Santa María de Oriente para diferenciarla de Santa Maria de Poniente, ubicada en el Algarve.

En la Edad Media y con la invasión musulmana llegó aquí un grupo berberisco de la tribu de los Ibn-Racin, los cuales le dieron el nombre a la villa. La disgregación del Califato de Córdoba del que dependía, produjo su independencia como reino taifa gobernada por la familia de los Banu Razin, llegados al mismo tiempo en el que se producía la conquista árabe de la Península Ibérica. El castillo se alza sobre un peñasco rodeado de una muralla desde el siglo X, y que con la posterior ampliación de la ciudad en el siglo XI, se ampliaría y reharían las murallas que podemos ver actualmente.

Esta independencia fecha de 1010-1011, aunque antes de los Banu Razin vivieron casi siempre libres de Córdoba por estar tan aislados en el serranía, tuvieron hasta tres reyes y duró 94 años. En el año 1104, los almorávides incorporaron a su imperio los dos únicos reinos taifas libres que quedaban: el de los Banu Razin y el de los Banu Hud de Zaragoza.

Pero cuando estos fueron expulsados de Valencia en 1145, Albarracín pasó a manos de los moros de Valencia y Murcia que lucharon entre sí hasta el año 1147 quedando dominado el Levante por Abu Abdallah Mohamed ben Mardanis, conocido como el Rey Lobo de Murcia.

Durante la época cristiana, la ambición de los reyes cristianos de Aragon y del obispo de Zaragoza de considerar Albarracín y su tierra zona de expansión del reino, pidieron al papa Alejandro III en el año 1172 una bula que reconocería el derecho a la iglesia de Albarracín creando su propio obispado. Ahora, el reino de los Banu Razin, además de recuperar su independencia, se convertía en un estado cristiano.

La independencia del señorío de Albarracín pasa a manos del caballero navarro Pedro Ruiz de Azagra -atestiguada desde el año 1170-. Se atribuye a la donación de la ciudad hecha por el rey Lobo de Murcia a cambio de sus servicios durante los siglos XII-XIII.

rey-lobo
Pintura del Rey Lobo 

Además, su independencia política se refuerza junto a la eclesiástica gracias a la creación del obispado de Albarracín en el 1172, dependiente del arzobispo de Toledo. El avance de la conquista cristiana hastaTeruel en 1171 y luego hasta Cuenca en 1177, Albarracín ya era independiente de Aragón y Castilla, siendo sus únicos señores los Azagra. A estos le sucedieron los Laras y luego el mismo Infante de Aragón, don Fernando, todos ellos llamados “Vasallos de Santa Maria y Señores de Albarracín” para proclamar la libertad policiaca de aquel pequeño Estado enclavado entre ambos reinos.

Tras el fracaso de conquista de Jaime I en 1220, sería Pedro III quien conquista la ciudad en 1285, pasando definitivamente a formar parte de la Corona de Aragón en 1379.

Todos estos hechos históricos ocurridos en la ciudad de Albarracín tuvieron de base la importancia de la fortaleza y el sistema defensivo de las murallas, hasta tal punto que los reyes aragoneses tuvieron el interés de conservarlas y restaurarlas.

Dentro del recinto, la escasez propia del terreno obligó a disponer las calles estrechas y en altura, sin plazas ni espacios libres. Pero sería a partir del siglo XVI cuando surge el barrio extramuros del Portal de Molina y parte de la población que se dedicaba a la agricultura se traslada al llano, conocido por el Arrabal. A pesar de su perdida de independencia e importancia politica, se consigue crear un importante barrio industrial con talleres de paños e hilados situados entre el propio castillo y la iglesia de Santa Maria, donde se ubicaba el barrio judío.

El Albarracín actual es la transformación que sufrió tras la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, momento en el que se crearon solares en parques, jardines y plazas más amplias, modificando así el carácter primitivo y cerrado de los espacios urbanos. Aún perdura la esencia de edificación origina en los barrios de la calle Azagra y del Portal de Molina.

Tras esta breve introducción a la historia del Señorío de Albarracín, no podemos dejar de hablar de sus espléndidos restos artísticos de casi todas las civilizaciones que por aquí han pasado y que han llegado hasta nuestros días.

Las primeras muestras que llegan hasta nosotros son las pinturas rupestres del Arte Levantino. Se encuentran agrupadas en doce covachos -cuevas pequeñas- todos ellos ubicados en el Paraje protegido de los Pinares de Rodeno, una gran formación de rocas de arenas triásicas rojas -de la Era Mesozoica- entre las cuales crece el más pintoresco pinar que nos podemos imaginar.

pinturas rupestres
Pinturas conocidas como «Toros Blancos»

Las más conocidas son las pinturas ubicadas en el Barranco de Navazo, Cocinilla del Obispo, Camino del Aserradero y Cueva de doña Clotilde.

De la época celtibérica y romana se localiza Lobetum, capital de los lobetanos. De esta época corresponde la parte inferior de la torre de la catedral donde hallamos algunas inscripciones y un relieve representando una patera y un simpulo -ambos monumentos funerarios-. También una necrópolis de inhumación con sepulturas de tegualea, en la viña de el Arrabal.

La época visigoda y posterior, con los reinos taifas, entramos en la época más brillante de Albarracín.

esenciero
Esenciario de Adelmelik

En el museo encontraremos la gran mayoría de piezas destacadas como un esenciero bellísimo considerado una de las joyas del arte hispano musulmán, dedicado por el rey moro Adelmelik a su esposa Zahr. Ya en las afueras del museo, destacamos el imponente recinto amurallado: en primer lugar se levantó el castillo con un cinturón de murallas a su alrededor por la que daba acceso la Puerta del Hierro y varias torres como la de la Engarrada. De este recinto amurallado primitivo del siglo X nos encontramos la Torre del Andador en lo más alto, de etimología árabe; frente a esta se encuentra el Portal del Agua desde donde comienza el recinto amurallado del siglo XI que rodeaba también el Arrabal. De esta forma, la Plaza Mayor pasa a ser el centro de la nueva ciudad quedando así todo protegido por las murallas actuales, rehechas en diversas épocas de la historia, pero fechadas del siglo XI.

Cuando decimos que fueron rehechas en épocas posteriores, nos estamos refiriendo a que los señores cristianos y reyes aragoneses, sobre todo Pedro IV el Ceremonioso, recrecieron las murallas y levantaron las fuertes torres que hoy en día sigue en pie. Para ello, el rey mandó cortar hasta cien mil pinos para reforzar las murallas y distintas fortalezas de la ciudad. Además de las murallas, es interesante observar lo bien conservado que esta todo el centro histórico de Albarracín con ese carácter de ciudad medieval. Aunque no ofrece grandes palacios, ya que el Fuero de la ciudad solo toleraba uno para el Obispo y otro para el Señor Soberano de la ciudad, todas las construcciones que forman el conjunto histórico, crean un lugar pintoresco y evocador.

El único gran edificio es la catedral. El primer obispo de Albarracín, don Martín, la bendijo en el año 1200. Sería un templo románico, pero en 1395 sufrió una reforma de la que hoy aun se dejan ver elementos del gótico aragonés. En 1532 sería el obispo Gaspar Jofre de Borja quien levanta una nueva planta, la que vemos en la actualidad.

  • Catedral: ofrece una sola nave con dos capillas hornacinas de tipo renacentista, entre los grandes contrafuertes que se acusan al exterior. Toda la catedral queda dominada por su torre cuadrada con campanario octogonal. iglesiaFue construida por el arquitecto Alonso de Barro Dajo en 1595, siendo el obispo Martín Ferrer, cuyo escudo se en el muro Este. El interior de la catedral se compone por una gran nave cubierta por una bóveda de cruceiro estrellada; en la cabecera encontramos la clave con un gran pendiente dorado de bellísima trazas; el altar mayor es obra de la imaginería renacentista aragonesa esculpido por Cosme Damián Bas en 1566, aunque su dorado se llevó a cabo en 1681. Destacan en el centro de la nave central las lápidas  sepulcrales de los personajes más ilustres y sus señores, como el obispo de Albarracín Bernardino Gómez Miedes, de 1589. El gran altar ofrece una hornacina central a la transfiguración del Salvador. De las capillas que componen la catedral, cabe destacar el retablo consagrado a San Pedro sin dorar que posiblemente date del siglo XVI. En cuanto a la sacristía, guarda numerosas obras de arte y mobiliario de gran calidad. Lo que funcionaba como claustro de traza románica, se ordenó cerrar y crear una sala capitular, donde hoy se encuentra el Museo Diocesano de la ciudad, lugar en el que guardar los tesoros artísticos de la catedral -tapices, naveta de incienso en cristal de roca con forma de pez, portapaz de oro, cruz parroquial de Noguera o ricos cálices-
  • Palacio Episcopal: Unido a la catedral por un pasillo, construido por el obispo Miguel Jerónimo Fonbuena, sufre graves deterioros hasta que la Escuela Taller de Albarracín se restaura y rehabilita para devolverle el esplendor inicial. Actualmente alberga el Palacio de Exposiciones y Congresos y el Museo Diocesano.
  • Museo Diocesano: el museo ocupa las antiguas dependencias privadas del Obispo, allí es donde se expone un conjunto de piezas de la catedral y el ambiente noble de una casa del siglo s.XVIII. Las piezas con mayor valor se encuentran en la mayordomía de las que destacan el pez-naveta de cristal tallado y vaciado; la cruz procesional de Noguera; custodias, peanas y cuadros. Y en el salón del Trono se encuentra la colección de tapices flamencos del s.XVI.
  • Iglesia de Santa María: es el templo cristiano más antiguo de la ciudad, de él recibió su antiguo nombre. Es posible que fuera la iglesia de la población mozárabe sometida a Banu Razin. iglesia santa mariaLa iglesia actual se construyó de nueva planta, tras un incendio, en 1567, es de una sola nave cubierta por bóveda cruceiro estrellada y capillas de hornacinas entre sus contrafuertes; en el exterior se componen de muros de mampostería y un coronamiento de arquería seguida construida con ladrillos de franjas de rombos y barquillos de tipo mudéjar.
  • Monasterio de San Bruno y San Esteban: es el monasterio más antiguo de monjas dominicas de clausura, ubicado en la vega de Albarracín. Fundado por el deán Antonio Sanchez de Moscardón en 1607, y acabada en 1621. Ofrece modestos retablos del siglo XVII y aun se conserva una joya singular del arte filipino colonial español: un trabajo en marfil que representa el árbol genealógico del Salvador, con catorce medallones que se refieren a diversos Misterios del Rosario.
  • Ayuntamiento: Sus contrafuertes recuerdan la traza de otras construcciones de la zona, con escudo de la ciudad en el centro con la Virgen en su trono y los barras de Aragón. Sus sobrios pórticos de arco de medio punto enmarcan dos lados del área de la plaza; y albergan debajo cárceles de 1627. Las otras casas son de modesta fabrica pero de bello carácter, con balcones de esquina, ofrecen aleros y galerías de madera, que caracterizan a toda la arquitectura urbana, en la que no faltan algunas casonas con escudos en las puertas.
  • Casa de la Julianeta:De construcción modesta, levantada en el siglo XIV, en una parcela absolutamente irregular, sobre un ángulo agudo que forma la calle del
    casa Julianeta
    Casa de Julianeta

    Portal de Molina y la calle de Santiago. Fue restaurada por la Fundación Santa Maria de Albarracín tras pasar a manos del gobierno de Aragon.Sus habitaciones interiores se conectan por escalinatas de un muy complejo desarrollo; y lleva el nombre de quien en algún momento fue su dueña, Julianeta. Si pasas a su lado, da la sensación de que se te va a caer encima, conseguido gracias a sus plantas bajas que son más estrechas que las altas. Actualmente tiene un uso de residencia-talles para artistas que visitan la ciudad, donde se alojan para inspirarse en sus pequeños estudios.

  • Palacio de los Navarro de Arzuriaga: casa de cuatro plantas situada junto al Portal de Molina, bien conservada y restaurada a mediados de los 70 cuando se tapió el torreón sobre su fachada y se intervino el alero colocando madera tallada de excelente calidad artística. Presenta el escudo familiar en piedra sobre dovelas en la puerta de medio punto por donde se accede; también la fachada fue remozada, por lo que tiene un aspecto fantástico, con buenas rejas de hierro al estilo de la zona. llamador serpientesDestacan los dragones o serpientes que decoran los llamadores de la puerta de acceso al palacio.
  • Casa de los Navarro Arzuriaga, La Casa Azul: es la única casa de color en todo el casco histórico de Albarracín, ¿por qué? La casa pertenecía desde siglos a la familia Navarro de Arzuriaga, provenientes de Gipúzcoa. En el siglo XVIII se convirtieron en una de las familias más influyentes de la ciudad y fue cuando decidieron remodelar la casa familiar y decorar su fachada con motivos neoclásicos. Cuenta la leyenda que durante un viaje de transhumancia hacia Andalucía, uno de los Navarro se enamoró de una dama de La Carolina (Jaén), con quien se vino a vivir a Albarracín a la casa familiar, una gran casona que demostraba el poder económico de la familia. Pero la joven chica añoraba la luz y el color de su tierra por lo que el muchacho decidió pintar la casa al más estilo andaluz de color azul con azulete y cal, le puso ventanas enrejadas para que viviera su amada feliz. Destaca de ella la torre-lucernario o torre con ventanas; se trata de un cuerpo que ilumina la escalera interior, construida en forma cuadrada para abrir dos vanos a cada lado, rematada por cornisas con representaciones de molduras de estilo clásico y pilastras. casa azulEn su interior se construyó un patio andaluz con ventanas enrejadas y lleno de geranios, además de chimeneas en la zona norte y oeste con grandes balcones al sur. 
  • Casa Dolz de Espejo y Casa de la Brigadiera: edificio de mampostería de tres pisos; la parte inferior se abre la portada de piedra en arco de medio punto dovelado; en el segundo piso encontramos un balcón rectangular y un vano adintelado; y en el tercer se abre un galería de barquillos de medio punto bajo un gran alero de madera. En esta casona residió una de las grande familias señoriales los Asensio de Ocón y de Marcilla, quienes heredan el palacete construido en el siglo XVI. En su fachada lateral se abren varias ventanas cuadradas y una pequeña adintelada de forja a modo de oratorio, bajo la advocación de Santa Ana. Hoy en día en su interior se conservan restos de las pinturas que cubrían dicha capilla y sobre la que se encuentra un azulejo con la image de la Inmaculada Concepcion. La historia cuenta que el ultimo descendiente de la familia Asensio de Ocón fue Jose Maria, el cual ingresó a los ejércitos reales, donde fue condecorado y nombrado brigadier por el rey Fernando VII. Este se casó con la sobrina de doña Joaquina Dolz del Castellar y Toyuela, dama de una de las familias nobles de Albarracín, y quien heredará tras la muerte de su marido el palacete.
    casa brigadiera
    Casa de la Brigadiera

    Según cuentan, durante la Guerra de Independencia (1809), los franceses entraron en la ciudad y la viuda se vio obligada a alojar a varios oficiales franceses en el palacio; una noche uno de ellos intentó propasarse con la dama y fue arrojado por una de las ventanas cayendo a los escarposos rocosos del lado oriental de la ciudad. Desde entonces la casa de los Asensio de Ocón, fue conocida por este nombre.

 

Bibliografía

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s