Torres de Vigilancia Costera

Aprovechando la entrada del verano, dedicamos esta entrada a las torres almenaras que encontramos en nuestra costa mediterránea y que perduran desde el siglo XVI hasta nuestros días. Aunque hayan perdido su principal uso que era el de vigilar las costas, actualmente podemos visitarlas o admirarlas mientras nos encontramos en las increíbles playas del mar Mediterráneo. Ni en vacaciones debemos dejar de lado los monumentos que nos rodean. 

Las torres de vigilancia costera son una serie de edificaciones militares construidas en el siglo XVI en la costa mediterránea de España para defenderlas de los ataques de piratas berberiscos. Se encuentran principalmente en las costas de la provincia de Alicante, Región de Murcia y provincias de Almería, Granada y Málaga; también en la zona atlántica en las provincias de Cádiz y Huelva. Durante los siglos posteriores se construyeron algunas torres de refuerzo, además de torres de interior que se comunicaban con la costa y que han estado en uso hasta el siglo XIX.

Sin título

Mapa de la costa del Mar Mediterráneo actualmente. Foto: Google Maps

Según F. Sanchez Villaespesa (Sanchez Villaespesa, 1996: 160), estas torres surgieron en momentos ya tardíos del dominio musulmán de la península porque el proceso de la conquista cristiana hizo evolucionar el concepto de frontera al introducir espacios que hasta el momento habían estado ajenos al conflicto, por lo que su finalidad concreta era la de controlar y proteger. Actualmente las conocemos como torres almenaras, que proviene del término árabe “al-manâra”, cuyo significado es lugar de luz ya que se encendía un fuego para poder alertar a la población de la ciudad ubicada en el interior.

Toman importancia desde el asentamiento turco de Argel en 1516, momento en el que la costa mediterránea estaba amenazada. Por este motivo, el rey Carlos I de España fue quien ideó un sistema defensivo basado en la construcción de torres de vigilancia por toda la costa. En 1526, el Concejo de Murcia había levantado la Torre Encañizada en La Manga del Mar Menor, el de Lorca la Torre de Cope y en 1554 el Concejo de Cartagena la Torre de Cabo de Palos. A pesar de ello, el gran número de estas torres almenaras se construyeron durante el reinado de Felipe II.

 

Ya sabemos que el reinado de Felipe II (1556-1598) estuvo caracterizado por las dificultades de mantener sus posesiones debido a las incursiones berberiscas y turcas por las costas mediterráneas, y por los numerosos conflictos externos contra Francia, Inglaterra y Países Bajos por el dominio marítimo.

Por todo ello, el rey decidió mandar construir unas torres almenaras al arquitecto Vesparsiano  Gonzaga acompañado del ingeniero militar Juan Bautista Antonelli las cuales hoy todavía podemos contemplar en el puerto de Cartagena, Reino de Valencia y los puertos africanos de Orán y Mazalquivir. Su objetivo era defenderse de los ataques de piratas berberiscos y las invasiones de los pueblos islámicos, turcos y otomanos quienes habían aumentado su presencia en la Península durante el siglo XVI. Estos fueron los motivos de su construcción pero, realmente, se llevaron a cabo en el reinado de Felipe IV (1621-1665) debido a los problemas de financiación, por lo que no se acabaron sus construcciones hasta el siglo XVII.

A continuación se expone un listado, en orden de antigüedad de su construcción, de algunas de las torres almenaras más importantes en cada zona de la costa del Mediterráneo con una pequeña descripción.

Por lo general, las torres almenaras se caracterizan por ser cilíndricas o cuadradas, de mampostería, algunas reforzadas con sillares y con una puerta de pequeño tamaño a media altura en la cara norte. En su interior un aljibe o pozo para abastecer a la guarnición, ya que todavía podemos ver alguno de los desagües, y una escalera en caracol que conecta con la parte superior por donde vamos encontrando algunas ventanas sobre todo para el uso de artillería (si se diese el caso). Las podemos encontrar en buen estado de conservación, restauradas o incluso tan erosionadas por el clima que solamente queden algunos restos de sus cimientos.

  • Torres de la Región de Murcia
    • Torre Vieja del Puerto o de Santa Isabel, Mazarrón. Situada en el pequeño premonitorio que ahora forma parte del núcleo del Puerto de Mazarrón. Construida en el siglo XVI y restaurada entre los años 1990-1991. Declarada BIC en 2015. 
    • Torre del Rame, Los Alcázares. Es una de las más antiguas ya que data del siglo XIII, de planta cuadrada y prismática que se estrecha en altura. Actualmente se encuentra dentro del campo de golf de Los Alcázares. Declarada BIC en 1949.
    • Torre de Cope o Santo Cristo, Águilas. Se encuentra en el interior del Parque Natural de Cabo Cope y Puntas del Calnegre. Construida entre 1539-1574 por el Concejo de Lorca que fue ordenador por el rey Carlos I. Restaurada en 1990-1991 junto con la Torre de Santa Isabel y declarada BIC en 1992.
    • Torre de Santa Elena, La Azohía. Situada en Cartagena, dentro de la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán. Levantada a finales del siglo XV, aunque terminada por Felipe II, siendo la torre más antigua del litoral todavía en pie. Destaca su forma hexagonal y fue restaurada en 1989-1990 por su grave estado de deterioro. Declarada BIC en 1985.
  • Torres de Málaga
    • Torre del Río Real, Marbella. Localizada cerca al río Real que le da nombre. Construida en 1575 dejó de usarse tras la Guerra de Independencia en el siglo XVIII. Declarada BIC en 1993.
    • Torre de Calahonda, Mijas. Situada en la localidad de La Cala de Míjas. Destaca por su forma cónica, construida en el siglo XVI y se encontró en una finca privada la cual se la vendió al ayuntamiento en 2009. Declarada BIC en 1993.
    • Torre Quebrada, Benalmádena. Forma el conjunto de torres vigías de Benalmádena. Según las crónicas se piensa que pudo ser construida por los musulmanes sobre una cima escarpada en Punta Negra. Su nombre proviene del estado de deterioro en el que se encuentra. Fue reconstruida varias veces en los años 1504 y 1567 por distintos ingenieros de la época. Declarada BIC en 1949.
    • Torre del Muelle, Benalmádena. También pertenece al conjunto de torres de la localidad pero, a diferencia del resto, se construyó tras la Reconquista de la zona. Su nombre le fue dado por la existencia del muelle de época romana y los musulmanes andalusíes siguieron usándola por la cala resguardada que encontramos a sus pies. Reconstruida en el siglo XVI y declarada BIC en 1993.
  • Torres de Granada
    • Torre de Cambriles, Castell de Ferro. Se encuentra en Gualchos, Granada. Construida a finales del siglo XVI, sufrió varios añadidos durante el siglo XVIII como los dos torreros, un cabo de torres y otros tres torreros más. Esta en un estado de conservación regular al faltarle algunos trozos por desgaste. Declarada BIC en 1993.
    • Torre de Velilla, Almuñécar. Localizada en un cerro de Almuñécar donde los fenicios enterraban a sus difuntos. Destaca que para su construcción fue necesario crear un sistema de andamiaje de madera. Declarada BIC en 1985.
    • Torre Cambrón, Almuñécar. Levantada en época nazarí en Salobreña. En el siglo XVI se aumentó su altura lo que hizo que cambiara si estructura interior por completo. Declarada BIC en el 1985.
  • Torres de Alicante
    • Torre del Tamarit, Santa Pola. Se sitúa dentro de la zona de Las Salinas de Santa Pola. El documento de Pedro de Navas en 1787 afirma que su principal función no era la de vigilar sino la de controlar la pesca. Su estado de conservación era ruinoso en 2006 hasta que en 2010 se restauró por completo. Declarada BIC en 1993.
    • Torre de la Horadada, Pilar de la Horadada. Data del siglo XVI y debe su nombre al lugar donde se encuentra: la Punta de la Horadada, nombre que recibe porque el saliente de tierra que da al mar tiene pequeñas cuevas u orificios hecho por el agua. Construida en 1591 sobre otra torre anterior que señalaba el límite del Reino de Valencia y en el siglo XIX se usó para hacer señales con el telégrafo óptico. Esta adosada a una vivienda privada y en buen estado de conservación tras sufrir algunas modificaciones en su restauración. Declarada BIC en 1949.
    • Torre de San José, Tabarca. Localizada en la Isla de Tabarca, fue construida en el 1790 por Federichi y a mediados del siglo XIX se pensó en demolerla pero se destinó al Cuerpo de Carabineros. Finalmente fue ocupada por la Guardia Civil y convertida en casa-cuartel hasta su abandono. Actualmente se encuentra a la espera de ser reconstruida para la visita de los turistas. Bien cultural no protegido.
    • Torre de la Illeta, El Campello. Ubicada a escasa altura del mar y cerca del yacimiento arqueológico de La Illeta del Banyets. Levantada entre el 1554-1557 por orden del Virrey de Valencia. Declarada BIC en 1996 y restaurada en 1991.

 

Además, Felipe II encargó a su comisionado real Luis Bravo de Laguna un proyecto en las costas atlánticas, desde Gibraltar hasta Ayamonte.

  • Torre de Gibraltar
    • Torre del Diablo. Se encuentra cerca de un refugio de piedra donde se encontraron varios restos de Neanderthal y herramientas paleolíticas. La torre recibe este nombre tras haber encontrado los restos del cráneo de un niño neandertal. Fue demolida en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial ya que estaba en línea de fuego. Bien cultural no protegido.

torre del diablo

  • Torres de Cádiz
    • Torre de Guadalmesí, Tarifa. Situada en la orilla norte del Estrecho de Gibraltar y dentro del Parque Natural del Estrecho. Su construcción comenzó en 1588 y su estado de conservación es bueno aunque ha perdido parte del revestimiento y material constructivo en ventanas, escaleras y terrado. Declarada BIC en 1985.
    • Torre Bermeja, Chiclana de la Frontera. Levantada sobre un acantilado en la Playa de la Barrosa. Fue construida en el siglo XVI y actualmente esta adosada a una propiedad privada e introducida en la trama urbana de la costa. Declarada BIC en 1985.
    • Torre del Tajo, Barbate. Ubicada en un acantilado dentro del Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate. Data del siglo XVI y finalización desconocida, aunque se cree que fue entre 1585-1587. Se encuentra en perfecto estado de conservación gracias a la restauración en 1992-1993, es visitable y se organizan actividades lúdicas bajo la gestión del parque natural. Declarada BIC en 1985.
    • Torre de Santa Catalina, El Puerto de Santa María. Situada en la entrada de la Bahía de Cádiz, junto al castillo que le da su nombre. Construida en el siglo XVI e incluida en el fuerte del castillo en el siglo XVIII. Se encuentra en estado de ruina ya que está partida por la mitad, pero igualmente impresiona por ser de las más grandes de la costa de Cádiz. Declarada BIC en 1993.
  • Torres de Huelva
    • Torre de la Higuera, Matalascañas. Conocida como “La Peña”, se encuentra en la Playa de Matalascañas. Se remonta al siglo XVI y su estado actual se debe al terremoto de Lisboa en 1755 que la hizo bascular desde el acantilado, cayendo a la playa. Solo se conservan los cimientos volcados en la orilla y en posición invertida. Esta en mal estado de conservación por el clima y la acción del agua sobre ella. Declarada BIC en 1985.
    • Torre del Loro o del Oro, Mazagón. Ubicada en la playa de Mazagón, forma parte del Parque Natural de Doñana y debe su nombre al río que desemboca en la playa. Su estado de conservación no es muy bueno ya que solo nos quedan unos restos de muros, que desaparecen cuando sube la marea, en los que apreciamos el material de construcción. En la primera mitad del siglo XVIII se decidió su demolición por miedo a que creyera, pero no se llegó a realizar quedando hoy en día en la orilla. Bien cultural no protegido.
    • Torre Umbría, Punta Umbría. También conocida como Torre Almenara, mandada construir en el siglo XVI y es la única torre vigía que encontramos en la costa onubense que conserva una inscripción sobre una placa de mármol blanco en la cual nos indica su año de finalización: 1614. Actualmente es un centro de interpretación de carácter histórico que explica la propia edificación y su importancia en la historia mediante la realización de visitas guiadas. Declarada BIC en 1993.

Todas las torres de la provincia de Huelva fueron edificadas entre 1577-1630 a partir de los diseños de Juan Martín de la Puente, aunque algunas fueron restauradas posteriormente en el siglo XVIII.

Ya en el siglo XVIII se construyeron algunas torres en zonas más desprotegidas como el litoral de la provincia de Almería, islas de Ibiza y Formentera, y algunas de ellas en la costa de las Islas Canarias.

  • Torres de Almería
    • Torre de Cárdenas, Almería. Situada a las afueras de Almería colinda con Huércal de Almería. Construida en el siglo XVI se encuentra en buen estado de conservación tras la última restauración. Declarada BIC en 1985.
    • Torre de Cristal, Cuevas del Almanzora. Ubicada en el Castillo de Villaricos, en la desembocadura del río Almanzora, en Villaricos. Fue construida entre 1763-1772 y destaca su planta en herradura. Tuvo varias funciones: torre de defensa costera, puesto militar y cuartel de la Guardia Civil Española. Restaurada en los años 90, se encuentra en buen estado de conservación y actualmente es Oficina de Turismo y Sala de Exposiciones. Declarada BIC en 1949.
    • Torre de Macenas, Mojácar. Se encuentra en la Playa de Macenas, al sur de Mojácar. Fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII, presenta planta de herradura o de torre de pezuña. En 1873 se añade una casa-cuartel de Carabineros y más tarde se usaría como cuartel de la Guardia Civil Española época en la que se añadió la puerta por la que hoy en día se accede a la torre. Se encuentra en buen estado de conservación y es de libre acceso. Declarada BIC en 1993.
    • Torre de la Vela Blanca, Níjar. Situada en el premonitorio costero del mismo nombre en la localidad de Níjar, dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar. Desconocemos su fecha exacta de construcción pero es posible que ya se levantara una torre almenara por los árabes yemeníes desde el siglo XII, aunque debió ser destruida en el siglo XV. Tras ello, varios arquitectos decidieron levantarla de nuevo: uno en 1544 aunque fue destruida por los berberiscos; otro en 1593 pero en 1739 aparece destruida en las crónicas; en 1850 pasó al Cuerpo de Carabineros; y posteriormente se usó como torre eléctrica. En 1960 se vendió a un particular que aún hoy en día usa como residencia. Declarada BIC en 1985.
  • Torre de Menorca
    • Torre Punta Prima, Menorca. También llamada San Ganxo esta situada al sur de la isla de Menorca, en San Luis. Construida entre 1786-1887 y actualmente se utiliza como Casa de Colonias por el Instituto de la Juventud de Menorca. Declarada BIC en 1993.

Exif_JPEG_PICTURE

  • Torres de Ibiza
    • Torre de ses Portes. Situada en el municipio de San José de Sa Talaia dentro del Parque Natural de Ses Salines. Fue construida en el siglo XVI aunque sufrió una remodelación a mediados del siglo XVIII para darle el aspecto que actualmente presenta. Es de las pocas torres costeras armadas para la defensa externa. Declarada BIC en 1993.
    • Torre des Carregador o Torre de sa Sal Rossa. Situada en el extremo sur de la Playa d´en Bossa, donde se encuentra la Parroquia de San Francisco de s´Estany. Se construyó durante el siglo XVI y destaca por ser de mayores dimensiones que el resto de torres de este siglo ya que servía de refugio, no solo de la guarnición sino para los pobladores de la zona y los recolectores de sal. Declarada BIC en 1993.
    • Torre des Savinar. Conocida popularmente como “Torre del Pirata”, localizada en el municipio de San José de Sa Talaia, en la comarca de las Pitiusas. Esta torre fue construida en el siglo XVIII y destaca por situarse frente al islote de Es Vedrá. Se encuentra restaurada y fue declarada BIC en 1993.
    • Torre d´en Valls. Se encuentra en Santa Eulalia del Río y también se le conoce como “Torre del Campanitx”. Construida en la segunda mitad del siglo XVIII con dos funciones principales: defender y proteger a la población de los ataques externos. Declarada BIC en 1949.
  • Torres de Formentera
    • Torre des Garroveret. Popularmente conocida como “Torre del Cap de Berbería”, esta ubicada en las Pitiusas, en la Punta del Garroveret que le da su nombre. Construida en 1763 como torre de defensa activa gracias al cañón, pero en 1824 fue desartillado pasando a una función de vigilancia, de este modo, ayudó a la repoblación de Formentera a finales del siglo XVII. Declarada BIC en 1993.
    • Torre de Sa Gavina. Se encuentra en la Punta de la Gaviota, de ahí su nombre, en el municipio de Sant Francesc de Formentera, en el acantilado de Portossalé. Construida en el siglo XVIII, su estado de conservación es bueno y su acceso es libre. Declarada BIC en 1949.
  • Torre de Las Palmas
    • Torre del Tostón, Fuerteventura. Situada en la localidad de El Cotillo, la cual da nombre al castillo donde se encuentra la torre, en la isla de Fuerteventura. La torre se levanta en 1700 sobre las ruinas de un castillo anterior denominándola Torre de Ntra. Sra. del Pilar y San Miguel, y que pasa a su nombre actual gracias al Puerto del Tostón donde se ubica el castillo. Se encuentra en buen estado de conservación y actualmente es un centro de historia y cultura de sus habitantes, alberga exposiciones de Arte Contemporáneo de artistas canarios y es Oficina de Turismo, además de mirador turístico de la zona. Declarada BIC en 1949.

torre del toston

  • Torre de Santa Cruz de Tenerife
    • Torre de San Andrés. Esta torre de planta circular ha formado parte del conjunto de fortificaciones menores que defendieron la isla. La torre data del siglo XVIII y destaca en la historia de la isla por el intento fallido del ataque del almirante inglés Horacio Nelson en 1797. Su situación en dos barrancos y la orilla del mar ha causado que fuese arruinada y reconstruida al menos cuatro veces y ha pasado por varias funciones: entre 1950-1970 fue calabozo y en los años 80-90 se usó como almacén. Actualmente se encuentra en ruinas aunque esta abierto al público ya que pertenece al Castillo de San Andrés, declarada BIC en 1993.

torre de san andres

 

 

BIBLIOGRAFIA

  • Segura Herrero, G, y Simón Garcia, J.L.(coord) 2001: Castillos y torres en el Vinalopó. Centre ´Estudis Locals del Vinalopo. Petrer
  • Seijo Alonso, F.G. (abril de 1978). Seijo, ed: Torres de vigía y defensa contra los piratas berberiscos en la costa del Reino de Valencia. (1ª reimpresión edición). Alicante.
  • Alcocer Martínez, M. (2005). Maxtor, ed: Castillos Y Fortalezas Del Antiguo Reino de Granada. (Tanger, 1941, 1ª edición). Madrid.
  • Lerma Traver, Rafael Óscar (26 de diciembre de 2012). Riunet, ed: Torres de vigía y defensa del litoral valenciano (IX): de la torre de Agua Amarga a la Torre de la Horadada.
  • Martinez Castro, A. 2003: Breves notas sobre la funcionalidad de las torre islamicas en la campiña de Córdoba. Revista Antiqvitas, nº15 (pp.79-83). M.H.M. Priego de Córdoba.
  • Guía turística del patrimonio cultural de Ibiza. Editado por el Consell insular d’Eivissa. Mayo 2008.
  • http://www.marqalicante.com/Paginas/es/Guardianes-de-Piedra-Los-Castillos-de-Alicante-P560-M1.html
  • Fotografías: E.A.L y Google

3 respuestas a “Torres de Vigilancia Costera

  1. Me gustaría añadir que en Menorca, se construyeron un total de 15 torres costeras, de las que sino recuerdo mal, sólo una desapareció totalmente por un ataque de un corsario inglés. Las torres defensivas de la isla fueron construidas, algunas por españoles, y otras por ingleses. Es un lujo que podamos conservar en toda la costa mediterranea estas “huellas” de nuestro pasado. Un artículo muy interesante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s